miércoles, 12 de octubre de 2011

For Reasons Unkown

Estaba sentada dispuesta a distraer mi mente en las noticias absurdas del mundo y no pensar en lo absurda que se transformó mi vida; dándome un respirito de mí misma. De repente suena una canción que se llama "For reasons unknown" de The Killers. No pude evitar concentrarme en ella, no sólo porque me gusta, sino que empecé a sentirme tal cual como Brandon Flowers canta en la canción.

Y así, por razones desconocidas, las personas empiezan a perderse de sí mismos, se desconocen, pierden el control de sus pensamientos y maquinan tanto que no logran dejarse llevar por sus emociones. Como dice una parte del coro: "But my heart, it don't beat, it don't beat the way it used to. And my eyes, they don't see you no more. And my lips, they don't kiss, they don't kiss the way they used to, and my eyes don't recognise you no more"; uno siente que ha perdido tanto, que ya no siente como antes, uno, como ser, ya no funciona de la misma manera que solía ser. Ahí es cuando yo defino que uno se siente deprimido.

La gente toma pastillas antidepresiva, tiene tendencias suicidas, se aleja de los demás, llora por días, sólo duerme, se siente insignificante. "¿De qué sirve vivir si no dan ganas de levantarse de la cama?", se preguntaría uno; otros no se preguntan nada, sólo están en un estado de inercia. Miran películas como "Eat, Pray and Love" y se sienten identificado/as con Lis y quieren irse lejos, bien lejos, olvidarse de la rutina, del ciclo habitual, comer todo lo que se puedan, saborear, hacer retiros espirituales, buscar creer en algo, tener fe, restablecer la fe en uno mismo, enamorarse de un hombre perfectamente real o una mujer equilibrada dispuesta a todo. Realmente envidio a Lis, porque si yo tuviera toda esa plata, ya no estaría aquí sentada soñando despierta con ello, sino haciéndolo.

Sólo sé que cuando uno está así, tiene que tomar una decisión: vivir o morir. No vale la pena creer que se puede seguir viviendo de esa manera. Yo miro a los animales y veo que están felices con todo, o buscan la manera de entretenerse y estar felices, y nosotros que tenemos la razón no hacemos uso de ella para estar mejor, sino que ella misma nos lleva al borde de cosas catastróficas.

Hoy día no me siento orgullosa de las veces que me han dicho: "eres muy inteligente", ¿de qué me ha servido?, no he sabido encajar las partes de mi vida adecuadamente para ser completamente feliz. Y gracias a ella sólo he logrado definir por qué uno está deprimido, más no por qué uno cae en depresión. Sí, ando en búsqueda de mi equilibrio a pesar de que, materialmente, lo tenga todo. Decir que uno está feliz es fácil cuando las cosas al rededor de uno giran perfectamente, pero cuando algo se desmorona, nos sentimos destrozados; pero no, para mi la felicidad debería estar constante todo el tiempo, sin importar que algo se distorsione en nuestras vidas. Así es vivir feliz, vivir feliz sin importar qué o con quién esté. La felicidad debe estar dentro de uno y no por los demás o por mis cosas materiales. Al igual que el amor, amarte sin importar cómo eres.

Decir: "mañana estaré mejor, sí". Ok. Pero, ¿y pasado mañana? Aquí aplica que el decir es tan fácil, pero sentirse en disposición a hacerlo no. Un profesional debe saber mejor que yo. Lo que aquí digo, en muchas palabras, es que cuando sepan, se enteren -cosa que puede ser muy fácil o difícil, porque depende de si la persona desea o no contarlo-, pongan, no sólo sus energías, sino dediquen tiempo a esa persona, ya que el amor es el único remedio.

Aquí les dejo un enlace directo de la canción que mencioné para aquellos que no la han escuchado y tienen curiosidad. ¡Amor para todos!
http://www.youtube.com/watch?v=TG5X4kOjEX8&ob=av2e


1 comentario:

  1. Thank you for visiting the "photosphera" and chose the blog, very happy to reciprocate with your lovely area.

    A hug

    my photo picasa album

    click Picasa

    ResponderEliminar